Esquí de fondo: caminar sobre la nieve

Miércoles, 24 Septiembre   

En qué consiste.

En caminar o ‘patinar’ sobre la nieve deslizando unos esquís especiales que permiten levantar el talón. El esquí de fondo se practica por pistas llanas con ligeras pendientes, por lo que no hay que ser un experto esquiador alpino para practicarlo.

Requerimientos físicos. Es un deporte basado en la resistencia, en el que el frío potencia el trabajo cardiorrespiratorio, por lo que es necesario tener una cierta forma física. Las caminatas son largas y el movimiento que implica hace trabajar a todos los grupos musculares con intensidad, por lo que conviene fortalecer bien las piernas antes de practicarlo.

Beneficios. El esquí de fondo supone un excepcional trabajo aeróbico a baja intensidad. El trabajo de piernas y brazos también es muy intenso, por lo que se musculan y estilizan. Este deporte es un auténtico quemacalorías: unas 1000 por hora.

Para quien. Ideal para los amantes del senderismo. Aunque exige tener fondo y resistencia física, es un deporte sumamente gratificante que permite como pocos disfrutar del entorno.
Equipo básico. Los esquís de fondo son más ligeros que los alpinos, los bastones más largos y las fijaciones dejan suelto el talón. La ropa es parecida a la del esquí alpino pero se emplean materiales más aislantes y técnicos.

No te olvides. De llevar frutos secos o alimentos energéticos para reponer energías.